Originalmente, Hamilton era el centro para la exploración e investigación agrícola…

..y por lo tanto se convertió en una de las ciudades más grandes de Nueva Zelandia. Hogar de la Universidad de Waikato y del renombrado St Paul’s Collegiate, Hamilton es el centro cultural vibrante de la Isla del Norte.

Establecimientos inovativas y progresivas fomentan el arte y la artesanía, y siempre hay mucho que hacer. Aunque Hamilton tiene un toque claramente urbano, que se pronuncia en la vida acelerada, tipo europea, retiene su dote exclusivo natural. Entre medio de muchos parques grandes y atravesado por el grandioso río Waikato, la experiencia del ocio está siempre presente.

Con su excelente red de transporte público, establecimientos facilmente accesibles y todo tipo de entretenemiento para el ocio, la hace a Hamilton una ciudad excelente para estudiantes. Se le adquiere el espiritu de la vida neozelandesa, sin perder el lujo de la vida moderna.

Las ventajas distintivos de Hamilton se concentran en inovación y progreso. Siempre se le presta la oportunidad a la ciudad y su gente de organizar actividades que contribuyen al progreso y la expansión de la capital cultural. A través de este tipo de iniciativa se instalaron los pintorescos jardines “Hamilton Gardens” y se construyeron los “Hamilton Galaries”.

Hamilton es el lugar para los que le gusta la vida urbana sin tener que renunciar a la belleza de la vida campesina.

Escuelas en esta ubicación